¿Cómo alimentarse durante el embarzo?

Los alimentos que consumimos en el embarazo son primordiales para el desarrollo del feto y el bienestar de la mamá. Por lo general, en los meses de embarazo, con énfacis en los últimos, el hambre aumenta para la mayoría de las  embarazadas. Y no significa que no vas a comer lo que más te apetece, es solo que junto a esos treats también hay que añadir las comidas necesarias. 

Agua:

Primordial para evitar deshidratarse y ayudar a eliminar los líquidos del cuerpo eficazmente. Permite además que se limpien las tóxinas y que la sangre se purifique; así el bebé recibirá una buena dosis de sangre depurada.  

Lácteos:

Altos en proteína y calcio, y aporta nutrientes importantes como la vitamina D. Come leche, queso, yogurt…

Frutas:

Las rojas silvestres como fresas, frambuesas, etc. aportan antioxidantes y vitamina C. Además ayudan a aumentar el agua -que es vida- en el cuerpo, y que tanto lo necesita en este tiempo.

Vegetales verdes:

Aportan vitamina A, friera, calcio, ácido fólico (ayudando a la correcta formación del tubo neutral), hierro, entre otras vitaminas y minerales. Un estudio del Instituto Nacional de Investigación para la Salud y el Desarrollo Infantil en Tokio comprobó que ayudan a mantener bajo los riesgos de asma y sibilancias (silbidos en el pecho por problemas respiratorios). 

OJO: algunos estudios cosideran que el calcio vegetal – ver lista de información- es mejor que el calcio animal; ya que sí son compatibles con el cuerpo humano.

Aguacate:

Contiene ácidos grasos -vitaminas A y E-, potasio, yodo, calcio, hierro, zinc, selenio, sodio, magnesio y cobre que ayudan a la formación de varias partes del cuerpecito humano creciendo dentro de ti. 

Frijoles y legumbres:

Ideales por su alto contenido en ácido fólico. 

Huevo:

Tiene proteína con vitaminas y grasas buenas. 

Carne magra:

Alta calidad de carne baja en grasa como el pollo o pavo sin piel o carne de res sin grasas excesivas, excelente por su proteína. Algunas opciones son lomo, filete, pechuga… mientras que gran cantidadd de mariscos y pescados -no el atún ni el salmón- son bajos en grasas.

Salmón:

Rico en omega 3, entre otros ingredientes, que la madre pasa al feto cuales ayudan al desarrollo de este en varios sentidos. 

Aceite de hígado de pescado:

Aporta DHA y omega-3 necesarios para el desarrollo del bebé.

OJO: Aunque si el bebé es varón un nuevo estudio de la Asociación de Cáncer Americana (ACS por sus siglas in inglés) ha demostrado que el omega-3 puede aumentar  el riesgo de cancer de próstata. (Tal vez el DHA de vegetales pueda ser una mejor opción). No obstante hay quienes consideran son estudios irróneos.

Cereales:

Son especiales por su cantidad de beneficios a nuestra dieta ya que le dan energía al cuero y son el alimento del cerebro. Prueba con amaranto, arroz, bulgun fino, mijo, maíz, trigo, cebada, quinoa, etc.

Demás está decirlo, pero les recuerdo que deben comer productos integrales y naturales, de otra manera sus propiedades cambian, hasta el punto de que pueden quedar eliminadas completamente con los procesos de refinamientos, entre otros. 

Conclusión:

Como ya debes saber alimentarse correctamente en el embarazo aporta salud a tu bebé y a ti misma. Comiendo la mayoría de estos productos mencionados ayudarás a una mejor alimentación para los dos y te sentirás confiada que estás haciendo lo correcto a la vez que tu cuerpo te lo agradecerá. Sin dudas, sentirás la diferencia. 

Obtén más información aquí:

Guía materna

Una guía valiosa

Para mamá y bebé

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *